El Rosario

El Santo Rosario

rosario

Primer Misterio

La oración de Jesús en el huerto de Getsemaní.

Llegó Jesús con ellos a un lugar llamado Getsemaní, y dijo a sus discípulos: “Siéntense aquí, mientras yo voy más allá a orar.” Tomo consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo y comenzó a sentir tristeza y angustia.
(Mt. 26, 36- 37)
Jesús se siente triste, le pide a sus discípulos que lo acompañen en este momento de dolor, pero ellos se duermen y lo dejan sólo.
Reflexión: Madre amada enséñanos a
consolar al triste, que sepamos dar consejo al que lo necesita y acompañar al que se siente sólo.

Segundo Misterio

La flagelación del Señor.

“Entonces Pilato tomó a Jesús y ordenó que fuera azotado.” (Jn. 19,1)
Humillado e injuriado Jesús se encuentra sólo. ¿Cuantas veces con nuestros comentarios hemos hecho daño a otras personas, sin retractarnos? ¿Cuántas veces hemos sido víctimas de palabras injustas y vnadie ha corregido al que las dice, ni se nos ha pedido perdón?
Reflexión: María, Madre misericordiosa, muéstranos el camino de tu Hijo que nos lleva a perdonar las injurias.

Tercer Misterio

La Coronación de espinas.

Los soldados lo llevaron al pretorio, que es el patio interior. Lo vistieron con una capa roja y le colocaron en la cabeza una corona que trenzaron con espinas. Después comenzaron a burlarse: “¡Viva el rey de los judíos!”. Y le golpeaban en la cabeza con una caña, y le escupían. (Mc. 15, 16-19)
Jesús sufre irrespetos y malos tratos por parte de personas que no lo conocían.

Reflexión: Señor en nuestra vida diaria nos relacionamos con muchas personas. La convivencia es difícil pero no imposible, enséñanos a sufrir con paciencia los defectos de los demás y a saber reconocer los propios.

Cuarto Misterio

Jesús carga la cruz a cuestas.

"Así fue como se llevaron a Jesús. Cargando con su propia cruz, salió de la ciudad hacia el lugar llamado Calvario, que en hebreo se dice Gólgota. Allí lo crucificaron." (Jn. 19, 17-18)
Jesús se sacrifica en la cruz para que nuestros pecados sean perdonados y volvamos a Dios.
Reflexión: gracias Señor por tu inmenso amor, que es ejemplo para corregir al que está en error y enseñar al que no sabe, desde la ternura, la paciencia, el diálogo y el compromiso.

Quinto Misterio

Jesús muere en la cruz.

“Allí lo crucificaron y con Él a otros dos, uno a cada lado y en el medio a Jesús. Cerca de la cruz de Jesús estaba su madre, con María, la hermana de su madre, esposa de Cleofás, y María de Magdala. Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.” Después dijo al discípulo: “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa. Jesús dijo: “Todo está cumplido.” inclinó la cabeza y entregó el espíritu”
(Jn. 19, 18; 25-27, 30)
Reflexión: todos en algún momento hemos visto partir a un ser querido, la tristeza nos impide ver tu misericordia y amor. Que en medio del sufrimiento podamos elevar nuestra oración y rogar a Dios por vivos y difuntos.

 

 

Titulo noticia 1

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Accusamus, quidem, assumenda, dolores, asperiores voluptatum perferendis laudantium ad molestiae praesentium commodi architecto fugit dolore excepturi voluptate dicta corporis illum obcaecati. Consequuntur.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Tenetur delectus itaque facilis, accusantium, quod ab nihil nesciunt officia quis, praesentium aliquid eum eos dolore, rem fugiat. Dolorem et tempore optio!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Accusamus, quidem, assumenda, dolores, asperiores voluptatum perferendis laudantium ad molestiae praesentium commodi architecto fugit dolore excepturi voluptate dicta corporis illum obcaecati. Consequuntur.